sábado, 16 de junio de 2012

Y Con clu yo

Concluyo:

Que odiar es tan inevitable como autodestructivo.

Que amar es tan inevitable como autodestructivo.

Que hacer el amor sin morir es como acariciar con guantes.

Que quemarse ahora ya sí es morir;

Que congelarse es morir también.



Que morir de sed es un destino.
Y beber de amor es suicidarse.

1 comentario: